Fisioterapia y Osteopatía


La Fisioterapia es definida en 1958 por la Organización Mundial de la Salud (OMS)  como: " El arte y la ciencia del tratamiento por medio del ejercicio terapéutico calor, frío, luz, agua, masaje y electricidad. Además la Fisioterapia incluye la ejecución de pruebas eléctricas y manuales para determinar el valor de la afectación y fuerza muscular, pruebas para determinar las capacidades funcionales, la amplitud del movimiento articular y medidas de la capacidad vital, así como ayudas diagnósticas para el control de la evolución". Desde este área se afrontan todo tipo de patologías como esguinces, ciáticas, lumbagos, contracturas musculares, artrosis, desviaciones de la columna vertebral, preparación pre y post-parto, pre y post-cirugía, secuelas de fracturas, lesiones deportivas, laborales y de tráfico, discapacidad psico-física...
La Osteopatía es una disciplina terapéutica basada en la anatomía y fisiología del cuerpo humano, en el conocimiento de cómo intervienen los diferentes tejidos en la producción de la enfermedad y en la aplicación de técnicas de normalización de las funciones alteradas. Aunque se le relaciona con el aparato locomotor, trata a la persona de forma global, restableciendo el equilibrio perturbado mediante técnicas manuales dirigidas a los tejidos afectados. Es una terapia manual que ayuda a aliviar, corregir y recuperar lesiones musculo-esqueléticas y patologías orgánicas.