Psicología Familiar


Una familia se podría definir como un grupo social creado a partir de unos lazos afectivos fundamentados en el matrimonio y en su descendencia. La familia proporciona a sus miembros seguridad, afecto, compañía y bienestar.

En la actualidad el concepto de familia ha cambiado y cuando pensamos en dicho concepto, además de pensar en la familia tradicional (padres e hijos), debemos pensar en familias mixtas, es decir matrimonios que viven junto a sus hijos de relaciones anteriores, familias uniparentales, familias sin hijos…

En ocasiones pueden surgir conflictos dentro de una familia (adicciones, separación de los padres, problemas de convivencia, de comunicación…) y no siempre contamos con las habilidades y recursos necesarios para solucionarlos adecuadamente.

En muchas ocasiones la familia logra afrontar por si sola diversos conflictos en los que se ve involucrada, de manera exitosa. Sin embargo, a veces se producen situaciones que escapan al manejo de los integrantes de la familia. Es entonces cuando la terapia familiar, cuyo principal objetivo es mejorar las relaciones y comunicación dentro del marco de la familia, se presenta como una valiosa herramienta a tener en cuenta.